Receta Muslos de pavo en su salsa

Receta Muslos de pavo en su salsa

Según la forma tradicional

Ingredientes (para 2 raciones)

2 cebollas grandes (400 g aproximadamente)
100 g de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
Sal
Pimienta
Romero picado seco o una ramita de romero fresco
6 ciruelas pasas deshuesadas (unos 45 g más o menos)
4 ajos enteros
2 muslos de pavo (unos 400 g cada uno)

Preparación

Cortamos la cebolla a gajos y la reservamos.

Salpimentamos los muslos y los rociamos de romero picado seco (o en su lugar también se puede poner una ramita de romero fresco a mitad cocción más adelante). En una olla con el AOVE, sofreímos los muslos para que se doren por fuera e inmediatamente, los sacamos y reservamos.

Bajamos el fuego al mínimo y en el mismo aceite agregamos la cebolla reservada y una pizca de sal. Tapamos y dejamos cocer a fuego lento, al mínimo posible, hasta que comprobemos que ha ablandado. Esto durará unos 15 minutos aproximadamente.

Con la parte ancha de un cuchillo de cocina, damos un golpe a cada ajo con su piel para chafarlos un poco. Los agregamos al guiso, junto a las ciruelas y los muslos reservados.

Continuamos la cocción a fuego ento, en la olla tapada. Lo dejaremos que vaya pochando y veremos cómo la carne va soltando también su propio jugo, en el que se cocerá poco a poco.

A la media hora de tener los muslos al fuego, hay que darles la vuelta para que se hagan por el otro lado. Dejamos cocer de nuevo por el mismo intervalo de tiempo, o más, dependiendo de lo gruesos que sean los muslos (que suelen ser grandes).

Para comprobar el punto de cocción, podemos practicar una incisión con un cuchillo y observar el color de la carne por dentro. Si vemos que está cruda todavía, lo dejamos hervir un poquito más.

Si vemos a lo largo del proceso que se queda sin jugo, añadiremos un vasito de agua o de caldo de carne, pero si lo hacemos a fuego lento, esto no será necesario.

Podemos acelerar el proceso añadiendo directamente agua o caldo y subiendo el fuego para que se cocine antes, pero no conseguiremos el mismo resultado.

Si tenemos olla exprés, también podemos acelerar el proceso: doraremos entonces los muslos, pocharemos la cebolla, añadiremos ciruelas y ajos y dos vasos de agua o caldo de carne. Tapamos y cocemos 20 minutos. Quedará cocido, pero tampoco igual. Sigo defendiendo el fuego lento, sin añadir líquidos.